Vocero Jorge Richter. Foto: archivo ABI
Richter advierte que Camacho y Calvo mantendrán el conflicto más allá del censo para afectar al Gobierno y con fines electorales

Richter advierte que Camacho y Calvo mantendrán el conflicto más allá del censo para afectar al Gobierno y con fines electorales

La Paz, 19 de noviembre de 2022 (ABI).- Una vez resuelto el conflicto por el censo, el gobernador Fernando Camacho y el cívico Rómulo Calvo mantendrán la conflictividad con la mirada puesta en generar inestabilidad e intranquilidad “en una lógica de impacto sobre el proyecto social y popular”, que lidera el presidente Luis Arce, y con proyecciones electorales, advirtió el portavoz presidencial Jorge Richter.

“Este es un trabajo de desgaste constante y permanente de lo que significa el proyecto social y popular de Bolivia, en ese sentido la agenda va a continuar intentando la invalidación permanente sobre los distinto elementos”, aseguró en una entrevista en Radio Kawsachun Coca, en el marco de un análisis del conflicto en Santa Cruz.

Camacho y Calvo, opositores declarados al gobierno de Arce, convocaron al paro indefinido que con este domingo lleva 29 días, marcados por la violencia, racismo y discriminación. Estos líderes del paro ya recurrieron a similar medida de presión en 2021, cuando obligaron a anular un proyecto de ley para luchar contra la legitimación de ganancias ilícitas.

Aunque el Gobierno propuso el 22 de octubre, primer día del paro, que una comisión técnica defina la fecha del censo y comprometiera la redistribución de los recursos de coparticipación en 2024, Camacho y Calvo apostaron por continuar la extrema medida y abandonaron la mesa de diálogo.

Arce fijó, sobre la base del trabajo técnico, el censo para el 23 de marzo de 2024 y para septiembre la redistribución de recursos de coparticipación tributaria. En ese mes también se entregará al Tribunal Supremo Electoral (TSE) los datos censales con la finalidad de reasignación de escaños legislativos con vistas a las elecciones de 2025.

“Es absolutamente importante señalar, de manera clara, que los conflictos no van a agotarse, los conflictos son de orden político y hay agenda de la derecha para generar inestabilidad política para invalidar el proyecto social y popular, y, si es posible, generar un proceso de acortamiento de mandato del Presidente y Vicepresidente”, advirtió.

Richter explicó que los líderes del paro en Santa Cruz están trazando su proyección política con vistas a las próximas elecciones.

En su análisis, el rector de la Universidad Autónoma Gabriel René Moreno (UAGRM), Vicente Cuéllar, se trazó un perfil conciliador, mientras que Calvo de “representante de la cruceñidad” y Camacho de “dueño de la violencia en las calles”.

También están perfilando proponer una ley de escaños, sobre la base de los datos del censo, con el objetivo puesto en los escaños indígenas o circunscripciones especiales. No conciben que se elija representantes con 100.000 votos en unas circunscripciones y en otras con 2.000, por lo que –afirmó- apuestan por una representación más urbana.

“El primer elemento es construir unas condiciones que les permita a ellos un modelo que les permita la posibilidad de volver a ganar las elecciones o tener el control del Estado”, aseguró y explicó que en ese contexto está su propuesta de avanzar hacia un estado federal o de revisar su relación con el Estado.

Hasta el momento continúa el paro en Santa Cruz, que tuvo sus mayores picos de violencia en los ataques a vigilias en el Plan 3000, bastión de resistencia a Camacho, y la quema y saqueo de la sede de los campesinos y de la Central Obrera Departamental.

Richter advierte que Camacho y Cuéllar mantendrán el conflicto más allá del censo para afectar al Gobierno y con fines electorales

Una vez resuelto el conflicto por el censo, el gobernador Fernando Camacho y el cívico Rómulo Calvo mantendrán la conflictividad con la mirada puesta en generar inestabilidad e intranquilidad “en una lógica de impacto sobre el proyecto social y popular”, que lidera el presidente Luis Arce, y con proyecciones electorales, advirtió el portavoz presidencial Jorge Richter.

“Este es un trabajo de desgaste constante y permanente de lo que significa el proyecto social y popular de Bolivia, en ese sentido la agenda va a continuar intentando la invalidación permanente sobre los distinto elementos”, aseguró en una entrevista en Radio Kawsachun Coca, en el marco de un análisis del conflicto en Santa Cruz.

Camacho y Calvo, opositores declarados al gobierno de Arce, convocaron al paro indefinido que con este domingo lleva 29 días, marcados por la violencia, racismo y discriminación. Estos líderes del paro ya recurrieron a similar medida de presión en 2021, cuando obligaron a anular un proyecto de ley para luchar contra la legitimación de ganancias ilícitas.

Aunque el Gobierno propuso el 22 de octubre, primer día del paro, que una comisión técnica defina la fecha del censo y comprometiera la redistribución de los recursos de coparticipación en 2024, Camacho y Calvo apostaron por continuar la extrema medida y abandonaron la mesa de diálogo.

Arce fijó, sobre la base del trabajo técnico, el censo para el 23 de marzo de 2024 y para septiembre la redistribución de recursos de coparticipación tributaria. En ese mes también se entregará al Tribunal Supremo Electoral (TSE) los datos censales con la finalidad de reasignación de escaños legislativos con vistas a las elecciones de 2025.

“Es absolutamente importante señalar, de manera clara, que los conflictos no van a agotarse, los conflictos son de orden político y hay agenda de la derecha para generar inestabilidad política para invalidar el proyecto social y popular, y, si es posible, generar un proceso de acortamiento de mandato del Presidente y Vicepresidente”, advirtió.

Richter explicó que los líderes del paro en Santa Cruz están trazando su proyección política con vistas a las próximas elecciones.

En su análisis, el rector de la Universidad Autónoma Gabriel René Moreno (UAGRM), Vicente Cuéllar, se trazó un perfil conciliador, mientras que Calvo de “representante de la cruceñidad” y Camacho de “dueño de la violencia en las calles”.

También están perfilando proponer una ley de escaños, sobre la base de los datos del censo, con el objetivo puesto en los escaños indígenas o circunscripciones especiales. No conciben que se elija representantes con 100.000 votos en unas circunscripciones y en otras con 2.000, por lo que –afirmó- apuestan por una representación más urbana.

“El primer elemento es construir unas condiciones que les permita a ellos un modelo que les permita la posibilidad de volver a ganar las elecciones o tener el control del Estado”, aseguró y explicó que en ese contexto está su propuesta de avanzar hacia un estado federal o de revisar su relación con el Estado.

Hasta el momento continúa el paro en Santa Cruz, que tuvo sus mayores picos de violencia en los ataques a vigilias en el Plan 3000, bastión de resistencia a Camacho, y la quema y saqueo de la sede de los campesinos y de la Central Obrera Departamental.

CC


© CopyRight — Agencia Boliviana de Información 2022 ABI