Yacimientos de Litio Bolivianos (YLB) exportó en 2022 alrededor de 34.100 toneladas (t) de carbonato de litio y cloruro de potasio.
Bolivia proyecta que la industria del litio generará $us 5.000 millones al año desde 2025

Bolivia proyecta que la industria del litio generará $us 5.000 millones al año desde 2025

La Paz, 25 de enero de 2023 (ABI). – Bolivia prevé recibir ingresos de hasta $us 5.000 millones por año, a partir del 2025, por la exportación de litio industrializado, superando la renta por la venta de gas que, por ejemplo, en 2022 dejó para el país alrededor de $us 3.400 millones, proyectó el ministro de Hidrocarburos y Energía, Franklin Molina.

“Estamos hablando de que en el corto plazo el país podría recibir 5.000 millones de dólares”, aseguró en una entrevista con el programa Poder, Medios y Miedos.

La proyección tiene sustento en la cotización del recurso en el mercado internacional que fue en ascenso. Según estas cifras, el precio del litio subió de $us 4.450 la tonelada en 2012 a $us 17.000 en 2021 y $us 78.032 en 2022.

Los ingresos provendrán de las operaciones de las dos plantas con la tecnología de Extracción Directa de Litio (EDL) en salares de Potosí y Oruro que serán instaladas por el consorcio chino CBC (CATL BRUNP & CMOC), con una inversión superior a los $us 1.083 millones.

El convenio que sienta las bases de la industrialización del litio fue firmado por el presidente de YLB, Carlos Ramos, y el representante de CBC, Qinghua Zhou, en un acto público llevado a cabo en la Casa Grande del Pueblo el 20 de enero.

De acuerdo con el ministro, en el primer semestre de este año el consorcio chino trabajará en el diseño e ingeniería de las plantas. Cada una tendrá una capacidad de producción de 25.000 toneladas.

Se prevé la conclusión de las obras para finales del 2024, por lo que estarían ingresando en operación en el primer semestre del 2025.

A diferencia de la extracción tradicional del litio con la evaporación, que toma entre un año y año y medio, con la tecnología EDL esto se “reduce a horas, por lo tanto, ambientalmente es más sostenible”, explicó el ministro.

Para graficar la diferencia entre los hidrocarburos y el litio, Molina explicó que en el caso del gas se debe considerar muchos aspectos como la inversión, los riesgos tecnológicos, geológicos, ambientales, como también los riesgos políticos, económico y financieros de un proceso de exploración que puede o no ser exitoso.

“En el caso (del litio) el riesgo geológico no existe, el recurso está allí”, indicó al referirse a los salares.

De acuerdo con datos oficiales, Bolivia tiene reservas por 21 millones de toneladas de litio solo en Uyuni, Potosí. Esa reserva podría hasta duplicarse con los salares de Coipasa, Oruro, y Pastos Grandes, Potosí.

Los trabajos de exploración de las reservas de litio concluyeron en la primera quincena de este mes.

“El 2025 ya estaríamos con ingresos importantes producto de estas dos plantas y eso que estamos hablando de los primeros proyectos, porque habrán más”, aseguró Molina.

Los ingresos serían superiores a los que el país recibe por las ventas de gas. Como referencia, el ministro indicó que en 2022 Yacimientos Petrolíferos Fiscales Bolivianos (YPFB) facturó más de $us 3.400 millones por ventas de gas a Brasil, Argentina y al mercado interno.

Jfcch/CC


© CopyRight — Agencia Boliviana de Información 2023 ABI