Los Reyes Villa, un legado de golpismo, separatismo, corrupción y homofobia
Los Reyes Villa, un legado de golpismo, separatismo, corrupción y homofobia

Los Reyes Villa, un legado de golpismo, separatismo, corrupción y homofobia

(Foto: Cuenta de Facebook de Súmate)

Acorralado por un caso de corrupción, Manfred Reyes Villa denunció un golpe en su contra. Ciertamente, él sabe de golpes de Estado, por su pasado y sus raíces familiares, por su rol en la “masacre de la Harrigton”, su apoyo durante la “masacre de octubre de 2003” y su cercanía al grupo paramilitar Resistencia Juvenil Cochala (RJC).

Además, sabe de desestabilización, ya que impulsó el proyecto separatista junto a varios prefectos, apoyo que se tradujo en su famosa frase “¡Adelante Santa Cruz con su independencia!” y en su actual cercanía al gobernador opositor cruceño, Luis Fernando Camacho.

No solo eso, Reyes Villa tiene 15 procesos por corrupción, de los que ocho ya tienen sentencia. Declara tener casi nada como patrimonio, mientras su hijo “Manfredito”, de 33 años, ostenta que “en EEUU tenía casa, autos y avión privado” y jura tener una fortuna superior a los Bs 21 millones en Bolivia.

Por si fuera poco, Manfred Reyes Villa es homófobo confeso, es decir, no tolera a los homosexuales. “Sí, el homosexualismo es una enfermedad”, dijo en una entrevista en el programa televisivo Prohibido Mentir del 7 de noviembre de 2009.Él considera que, si un homosexual ingresa a las FFAA, contagiará de Sida a los soldados, según dijo en la entrevista disponible en https://www.youtube.com/watch?v=X3J16ctncRQ&t=104s )

Pasado violento

El actual Alcalde de Cochabamba, Manfred Armando Antonio Reyes Villa Bacigalupi, nació en La Paz, Bolivia, el 19 de abril de 1955, es decir que tiene 66 años.

Viene de una familia militar que ocupó altos puestos durante las dictaduras castrenses subordinadas a la Doctrina de Seguridad Nacional, impulsada por EEUU, que veía al adversario político como “enemigo interno”.

Su padre es el general Armando Reyes Villa, quien fue Ministro de Defensa Nacional en 1981 durante el gobierno de facto del general Celso Torrelio Villa, y Comandante en jefe de las Fuerzas Armadas en 1979.

El mismo Manfred Reyes Villa fue militar entrenado en EEUU. Fue edecán de la dictadura sangrienta de Luis García Meza y, según la publicación del extinto periódico Hoy, de fecha 16 de octubre de 1982, fue partícipe de la “masacre de la calle Harrigton”, ocurrida el 15 de enero de 1981, cuando torturaron y terminaron con la vida de ocho dirigentes del Movimiento de Izquierda Revolucionario (MIR), en la ciudad de La Paz.

Tras abandonar los cuarteles con el grado de Capitán, Reyes Villa inició su carrera política de la mano de otro dictador militar, Hugo Banzer Suarez, quien impulsó el partido Acción Democrática Nacionalista (ADN), agrupación con la que llegó a ser concejal y luego Alcalde en varias oportunidades.

Ya como Alcalde, privatizó el agua potable entregándola a la empresa privada Aguas del Tunari, hecho que desató el descontento popular y dio inicio a la denominada Guerra del Agua (2000).

En 2003, apoyó a Gonzalo Sánchez de Lozada hasta su último día tras la “Masacre de Octubre”, que tuvo un saldo de 67 personas muertas luego de una intervención militar y policial contra protestas civiles que exigían gas para los bolivianos.

Años más tarde, Reyes Villa se aproximó a grupos paramilitares, como la Resistencia Juvenil Cochala (RJC), que lo arropó y resguardó cuando retornó al país, el 27 de enero de 2020, en pleno golpe de Jeanine Áñez (Fuente: https://www.opinion.com.bo/articulo/cochabamba/felicito-anez-buen-gobierno/20200127190302748103.html )

El 3 de mayo de 2021, el grupo de seguridad civil de Reyes Villa golpeó a una persona de la tercera edad que protestó y lanzó un tomate contra el entonces posesionado burgomaestre de Cochabamba. Horas después, esa misma persona, identificada como José Luis Funes, de 63 años, fue agredido brutalmente. Para la senadora Lucy Escobar, “con la vuelta de Manfred ha retornado el fascismo a Cochabamba. Estamos viendo que nuevamente se están rearticulando estos matones de Reyes Villa”, dijo entonces.

Ese hecho se suma a las amenazas de muerte, por parte de afines a Reyes Villa, contra el diputado del MAS, Héctor Arce, quien pidió ejecutar la sentencia por corrupción contra el Alcalde cochabambino y quien pidió investigar la fortuna de “Manfredito”.

Separatista

Además de su pasado golpista y sus lazos con la RJC, Reyes Villa impulsó el proyecto separatista junto con otros prefectos de la denominada “media luna” (Tarija, Santa Cruz, Beni y Pando) al plantear, el 4 de diciembre de 2006, que Santa Cruz se separe de Bolivia. La frase que dijo entonces en un cabildo fue “¡Adelante Santa Cruz con su independencia!”.

En esa línea, el 27 de enero de 2020, en pleno golpe de Estado, tras llegar al país luego de permanecer 10 años en el exterior, se alió a Luis Fernando Camacho, uno de los impulsores del régimen de Jeanine Áñez, quien lo recibió en Santa Cruz y prometió apoyarlo

Corrupción

Manfred Reyes Villa tiene en sus espaldas 15 procesos judiciales en curso, de los que ocho ya tienen sentencia condenatoria, según un recuento proveído a La Razón por la Dirección de Asuntos Jurídicos y Normativos de la Gobernación de Cochabamba.

Los procesos judiciales que enfrenta son: “10 proyectos”, “Legitimación de ganancias ilícitas”, “Puente Sacambaya”, “Faeco”, “Cetefor”, “Berenguela”, “caso vehículos”, “Kecoma”, “Camino Vinto Sacambaya”, “Módulo Tiquipaya”, “Pavimento Lacma- Santibañez”, “IDH”, “Documentos falsos”, “Buses odontológicos” y “Sillar Alternativo”.

Reyes Villa cuenta con un mandamiento de condena en su contra por el caso “Sillar Alternativo”, que data de 2009. En 2013, se dictó la sentencia condenatoria por el delito de conducta antieconómica.

Al respecto, el exvocal del Tribunal Supremo Electoral (TSE), Wilfredo Ovando, aseguró que los integrantes del Concejo Municipal de Cochabamba incurren en incumplimiento de deberes al no designar alcalde interino debido a la sentencia ejecutoriada.  “Los concejales municipales tienen la responsabilidad y están incurriendo en una suerte de incumplimiento de deberes. Ellos ya debieron elegir a un nuevo alcalde interino”, aseveró en Bolivia TV.

Ante esa situación, la defensa de Reyes Villa presentó un recurso legal y la Sala Constitucional Segunda del Tribunal Departamental de Justicia de Chuquisaca dejó en suspenso la ejecución del mandamiento de condena contra el alcalde de Cochabamba.

En ese contexto, Reyes Villa dijo el viernes que “Manfred no es delincuente, este es un golpe jurídico al Alcalde”.

La Dirección de Asuntos Jurídicos y Normativos de la Gobernación de Cochabamba dio a conocer al periódico La Razón que el daño económico al Estado en los procesos contra Reyes Villa asciende a Bs 128,4 millones.

La Gobernación de Cochabamba se constituye en parte denunciante, querellante y víctima en 15 procesos contra el exprefecto de Cochabamba.

Caso Kecoma

Fue denunciado el 2010. Reyes Villa es acusado por irregularidades en la construcción de la represa “Kecoma”, debido a que en su gestión como autoridad departamental se hicieron modificaciones sin consentimiento técnico al contrato, lo que generó deficiencias en la obra.

En 2020, el Tribunal de Sentencia Nº 3 determinó interponer medidas cautelares. Se determinó el arraigo del imputado, además de la presentación ante el fiscal cada 15 días y dos garantes fiadores. Se encuentra para señalamiento de audiencia de juicio oral por los delitos de incumplimiento de deberes y conducta antieconómica.

Caso Sillar Alternativo

En 2013, Reyes Villa fue sentenciado a cinco años de cárcel por el delito de conducta antieconómica en el caso de la construcción del tramo “El Sillar”, carretera Cochabamba - Santa Cruz. La denuncia fue hecha en 2009.

Se lo acusó de erogar la suma de Bs 1.615.000 para la contratación de consultorías individuales, cuando el proyecto obedecía a la contratación de consultoría multidisciplinaria y no previno que el mismo atravesaba el Parque Nacional Carrasco, situación que evitó la obtención de la ficha ambiental. Su defensa presentó un Amparo Constitucional y ahora el caso está en la Sala Constitucional número 2 de Chuquisaca que convocó a una audiencia para el 7 de octubre.

Caso “Faeco”

Reyes Villa fue procesado por el uso de documento falsificado en el marco del caso denominado “Faeco”, en el proceso puente Vinto Sacambaya. El documento considerado falso hacía referencia a un contrato de trabajo a favor de Reyes Villa. El proceso comenzó en 2009.

 Caso 10 proyectos

En el caso, el exprefecto cuenta con sentencia condenatoria de cinco años con apelación restringida. Se lo acusa por incumplimiento de deberes, contratos lesivos al Estado y conducta antieconómica.

Fue denunciado en 2008 por irregularidades en la contratación y construcción de 140 atajados en las comunidades de Aguada, Kurumayu y Kurumayu Chico y 105 atajados en el Distrito 6 del municipio de Anzaldo del departamento de Cochabamba.

Los proyectos no reunían los requisitos técnicos y fueron ejecutados con deficiencias. El daño económico al Estado es de Bs 9,2 millones.

Caso Buses odontológicos

El caso “Buses odontológicos”se encuentra pendiente de remisión a la Fiscalía departamental para la resolución del sobreseimiento. Se procesó a Reyes Villa por los delitos de incumplimiento de deberes, uso indebido de influencias y conducta antieconómica.

La demanda por los buses se debe a que la fecha de recepción no coincide con la de entrega. Según los antecedentes, el exprefecto realizó un pago anticipado sin la recepción de los vehículos y por no aplicar multas por incumplimiento de contrato por la entrega irregular.

Caso legitimación de ganancias ilícitas

Con sentencia condenatoria de cinco años, actualmente se encuentra pendiente de resolución de apelación restringida. El exprefecto y su esposa Patricia del Villar Avilés, junto con cinco allegados, fueron imputados en 2012 por legitimación de ganancias ilícitas, por un caso vinculado al intento de ocultar bienes obtenidos de forma irregular para eludir la reparación de daños al Estado por varios procesos penales.

Caso Puente Sacambaya

En el caso, Manfred Reyes Villa ya cuenta con sentencia condenatoria de tres años de reclusión, pendiente de notificación. En el periodo de Manfred Reyes en la prefectura, el proyecto del puente Vinto-Sacambaya fue modificado en su diseño por la constructora Olmedo sin contar con estudio a diseño final. Cuenta con tres procesos sobre la obra; en los dos anteriores, fue sentenciado a uno y tres años, respectivamente, por incumplimiento de deberes.

Caso “documentos falsos”

Se lo acusa de evadir la anotación preventiva de sus bienes. La Contraloría dio a conocer en 2009 que Reyes Villa, entonces candidato a la Presidencia de Bolivia por Plan Progreso para Bolivia - Convergencia Nacional (PPB-CN), mintió en su declaración jurada al reportar como suyas propiedades que supuestamente ya había vendido cuatro meses antes. El caso se encuentra para resolución de apelaciones incidentes.

Caso IDH

El caso está pendiente de resolución. Según el periódico La Razón, Reyes Villa es investigado por diferencias de los recursos recibidos por el IDH y los gastos ejecutados entre 2005 y 2007 cuando era prefecto. Son Bs 19,6 millones traspasados a otras libretas bancarias.

Caso camino Vinto Sacambaya

El caso se encuentra con incidentes pendientes de resolución. Según la denuncia, la obra tenía 117 kilómetros, pero se hizo una modificación al diseño para que se reduzca a 30,9 kilómetros sin contar con un proyecto a diseño final.

Caso pavimento Lacma - Santiváñez

El pavimento de la ruta Lacma - Santiváñez es uno de los procesos en el que se acusa a Reyes Villa de incumplimiento de deberes. Se le inició un juicio penal por el retraso que hubo en la entrega de la obra.

El objetivo de la vía, que une Lacma con el Parque Industrial Santiváñez, era unir las poblaciones de Tarata, Tiraque y Aguirre de una manera más rápida.

Caso Vehículos

Manfred Reyes Villa fue sentenciado en 2018 a siete meses de cárcel por incumplimiento de deberes debido a la compra de seis vagonetas de lujo. Un proceso coactivo fiscal de la Contraloría General del Estado establece que el exprefecto debe devolver 2,8 millones utilizados en la adquisición de los motorizados. El caso está pendiente de resolución de apelación restringida.

Caso Tiquipaya

El caso está pendiente de notificación para la realización de juicio oral. Se responsabiliza a Reyes Villa por mala ejecución de este módulo. En 2010, se le inició un proceso por malversación de fondos, falsedad material e ideológica, uso de instrumento falsificado y conducta antieconómica.

Se lo acusó por utilizar presuntamente recursos que correspondían al municipio de Sacaba para construir un módulo policial que incluye el equipamiento de la obra.

Caso Cetefor

En 2011, fue declarado en rebeldía y procesado por estar vinculado en el caso del Centro Técnico Forestal (Cetefor) en el que designó al director de Recursos Naturales y Medio Ambiente, Marcelo Rafael Meave Heredia.

Meave fue procesado por los delitos de incumplimiento de deberes, contratos lesivos al Estado, y conducta antieconómica que afectaron a Cochabamba, Pando, y Potosí, departamentos que dejaron de recibir los denominados “bonos de carbono” equivalentes a una captación de $us 10 millones en el marco del protocolo de Kyoto de la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático. Actualmente, el caso se encuentra para resolución de apelación restringida.

Caso Beremguela

Es acusado por supuestas irregularidades en el proyecto de microrriego Berenguela, Cochabamba, donde el convenio interinstitucional fue modificado entre la Alcaldía de Arque y la entonces prefectura.


© CopyRight — Agencia Boliviana de Información 2022 ABI