Cisternas cerca de la refinería de Palmasola. Foto YPFB
“Nadie lo contaría” si explota una refinería, advierte YPFB ante reiterados incidentes cerca de sus instalaciones

“Nadie lo contaría” si explota una refinería, advierte YPFB ante reiterados incidentes cerca de sus instalaciones

Santa Cruz, 12 de diciembre de 2022 (ABI).- “Nadie lo contaría” si una de las refinerías cruceñas llega a explotar, advirtió este lunes la estatal petrolera que ha visto a sus instalaciones cerca de llegar ese extremo.

Los conflictos sociales por el paro cívico y la toma de tierras en octubre, noviembre y diciembre en los márgenes de la ciudad de Santa Cruz de la Sierra han llegado muy cerca de las refinerías y plantas de almacenamiento de combustible con gran peligro.

A escasos metros de las instalaciones, los bandos enfrentados utilizaron fuegos artificiales para agredirse mutuamente,  prendieron fuego a neumáticos e incendiaron pastizales.

“Estamos hablando de instalaciones de alto riesgo, en caso de que una chispa entre a la refinería y llegue a tener alguna explosión, nadie lo contaría”, advirtió el presidente de Yacimientos Petrolíferos Fiscales Bolivianos (YPFB), Armin Dorgathen, a la estatal Bolivia Tv.

El ejecutivo reveló que si una de sus refinerías no llegó a explotar fue gracias al trabajo de prevención de la fuerza antidisturbio de la policía que controló a los manifestantes que estaban a favor y en contra del paro de 36 días que se extendió entre octubre y noviembre.

Los manifestantes llegaron a las refinerías donde había cientos de cisternas aguardando es sus puertas para abastecerse de combustible y por encima de ellas se dispararon petardos.

El fin de semana la quema de pastizales en un conflicto de tierras llegó muy cerca de la refinería de Palmasola. Los bandos enfrentados también utilizaron fuegos artificiales.

“Si la policía logra capturar a una persona cerca de las plantas con petarlos, se lo aprehenderá y nosotros, como YPFB, presentaremos las demandas penales correspondientes”,  señaló.

Con artefactos explosivos, miembros de la Unión Juvenil Cruceñista (UJC) y afines al gobernador Luis Fernando Camacho intentaron tomar por la fuerza a finales de octubre pasado la Refinería de Palmasola para evitar que vehículos cisternas salgan con combustible para abastecer a los surtidores de Santa Cruz.

Mac


© CopyRight — Agencia Boliviana de Información 2024 ABI