El ministro de Economía y Finanzas Públicas, Marcelo Montenegro.
Economía: Fitch Ratings no toma en cuenta fortalezas de la economía boliviana en un contexto adverso

Economía: Fitch Ratings no toma en cuenta fortalezas de la economía boliviana en un contexto adverso

La Paz, 14 de marzo de 2023 (ABI).- La calificadora Fitch Ratings solo se centró en la variación de las Reservas Internacionales Netas (RIN) y no tomó en cuenta las fortalezas de la economía boliviana como la estabilidad tras el COVID-19 y la baja inflación en un contexto externo adverso, al otorgar una calificación de riesgo de B- a Bolivia, afirmó el Ministerio de Economía y Finanzas Públicas.

De acuerdo con la carteta de Estado, la calificadora no consideró la inflación más baja de la región y la estabilidad de precios en Bolivia, el récord de exportaciones, altas recaudaciones tributarias, crecimiento del PIB del 4,3% al tercer trimestre de 2022, entre otros indicadores que reflejan la estabilidad de la economía.

La variación de la calificación está centrada en la variación de las RIN, no obstante, de acuerdo con Programa Fiscal Financiero 2023, presentarán una variación positiva respecto a 2022, a partir de factores como el “incremento de las exportaciones de productos como la urea, carbonato de litio, hierro, la sustitución de importaciones y la exportación de productos no tradicionales, además de la potencial exportación de energía eléctrica para el segundo semestre de 2023”.

También se suman los ingresos por desembolsos de préstamos para continuar el proceso de reactivación económica; el apoyo al sector exportador y la prioridad para mantener recursos en la economía nacional; además del proyecto de Ley de Compra de Oro destinado al Fortalecimiento de las Reservas internacionales que está en tratamiento en el Legislativo.

Asimismo, el Ministerio recordó que las exportaciones de Bolivia crecieron los últimos años hasta llegar a $us 13.653 millones el 2022, junto con las remesas que alcanzaron $us 1.437 millones, cifras que representan la generación de divisas que ofrecen liquidez en dólares a la economía boliviana.

En su evaluación, la calificadora no tomó en cuenta los elevados niveles de “bolivianización” (uso de la moneda nacional) de la economía en el sistema financiero, reflejando la confianza en el boliviano y la solidez del sistema financiero, lo cual conlleva un menor grado de vulnerabilidad macroeconómica.

Fitch Ratings estima un crecimiento del PIB real de Bolivia del 3,6% en 2022 y destaca la recuperación económica desde los niveles pre pandemia Covid-19, sin embargo, al tercer trimestre de 2022, el país generó un crecimiento del PIB del 4,3%.

Para la gestión 2023, de acuerdo con el Programa Fiscal Financiero (PFF), firmado entre el Ministerio de Economía y Finanzas Públicas y el Banco Central de Bolivia (BCB), se prevé alcanzar un PIB de 4,8%, superior a las perspectivas de la calificadora.

La estimación del PFF consideró el dinamismo de la economía boliviana y el desempeño esperado, resultante de varios proyectos de industrialización con sustitución de importaciones como la Planta Separadora de Zinc, el Proyecto del Mutún, la nueva Planta de Fertilizantes NPK, puesta en marcha de la Planta de Biodiésel, la entrada en producción a mayor escala de carbonato de litio y sus concentrados, cuyo convenio fue firmado con la empresa CATL BRUNP & CMOC (CBC), para implementar dos plantas industriales, cada una de 25.000 toneladas métricas por año, con tecnología de Extracción Directa de Litio, así como el buen desempeño del sector agroexportador.

Fitch Ratings reconoce la reducción del déficit fiscal de 12,7% en 2020 a 7,2% en 2022.

“El Gobierno Nacional está comprometido con llevar adelante acciones orientadas a realizar un uso eficiente del gasto en la administración pública”, apuntó la cartera de Estado.

Por otro lado, se evidencia que los ingresos tributarios anotaron una participación promedio mayor al 43% en los últimos dos años, este favorable comportamiento estuvo en línea con el desempeño económico, impulsado por las iniciativas de reactivación y reconstrucción de la economía boliviana.

La calificadora destaca el servicio de deuda externa a corto plazo especialmente bajo de Bolivia, como su principal fortaleza en la calificación, lo que respalda la capacidad de pago de estas obligaciones.

“El Gobierno nacional se encuentra en constante monitoreo y evaluación de la economía boliviana para la adecuada toma de decisiones para preservar la estabilidad económica en beneficio de la población, aplicando medidas para cuidar el bolsillo de los bolivianos”, enfatizó el Ministerio.

Rdc/Jfcch/CC


© CopyRight — Agencia Boliviana de Información 2024 ABI