Solidez de la bolivianización

Solidez de la bolivianización

La Paz, 18 de julio de 2022.- La bolivianización se ha constituido en una de las políticas económicas más relevantes, desde la implementación del Modelo Económico Social Comunitario Productivo, que ha permitido a la población depositar su confianza en la moneda nacional.

El modelo boliviano devolvió al Estado su cualidad de planificador, empresario, inversionista, regulador, benefactor, banquero y promotor del país, con presencia en el sector productivo y con capacidad de redistribuir el excedente entre los sectores más desprotegidos de la población, gracias al incremento de los ingresos estatales por efecto de la nacionalización de los hidrocarburos, sector eléctrico, minero y de servicios, además de las recaudaciones tributarias.

Para una mejor comprensión del lector, se define a la bolivianización como el proceso por el cual la población usa más la moneda nacional para comprar y vender bienes y servicios, también para ahorrar y endeudarse.

En este sentido, la bolivianización es considerada como la causa básica en el rescate de la soberanía monetaria, por cuanto, recupera las funciones de dinero de la moneda boliviana, con el mayor uso de la moneda nacional, lo que significa una revalorización del boliviano en la economía.

La participación de la moneda nacional, respecto al ahorro financiero y los créditos, en 2005 era de 15% y 7,5%, respectivamente, en 2021 los citados indicadores incrementaron a 99% y 85,8%, por lo que existe confianza en la administración de las finanzas públicas, mediante la continuidad de las políticas monetarias, a través de un tipo de cambio del boliviano frente al dólar, que hasta el 2005 era fluctuante; por ejemplo, en 1990 un dólar equivalía a Bs 3.17; en 1995, a Bs 4.79; en 2000, a Bs 6.17; en 2005, a Bs 8.04; en 2010, a Bs 6.97, mientras que en los últimos 11 años se mantuvo constante en Bs 6.96, dando estabilidad económica y seguridad a la población.

Lo contrario al viejo Modelo Neoliberal, que desde 1985 indexó la inflación al tipo de cambio, dolarizó la economía, por lo tanto, este modelo controlaba la inflación con la dolarización que ha sido resultado de la inestabilidad económica, ligada a constantes devaluaciones, afectando el bolsillo de los bolivianos, porque los alquileres, las pensiones escolares, entre otros gastos, estaban conexos al dólar norteamericano.

Actualmente, existe confianza en la moneda boliviana y no en la moneda extranjera, debido a la certidumbre generada por los agentes económicos, esto ha permitido al Banco Central de Bolivia con las políticas aplicadas desde la gestión 2006, recuperar la política monetaria, venciendo el periodo de desdolarización que existía.

Hoy se tiene estabilidad económica sin dolarización, depositando confianza en la moneda nacional, lo que no se tenía en el pasado, por lo tanto, se recuperó la soberanía de la política monetaria para el país, que ya no es determinada por diferentes organismos internacionales.

Finalmente, se destaca que la bolivianización es una realidad que ha logrado cambiar positivamente el comportamiento de los agentes económicos que realizan transacciones en moneda nacional, debido a la fortaleza y confianza que se está logrando a través del modelo económico boliviano, que permite afianzar la inversión pública, dinamizar la demanda interna y contribuir a la industrialización, para beneficio de toda la población boliviana.

Verónica Casablanca


© CopyRight — Agencia Boliviana de Información 2022 ABI