El reto de la plurinacionalidad, el horizonte histórico
El reto de la plurinacionalidad, el horizonte histórico

El reto de la plurinacionalidad, el horizonte histórico

Han transcurrido 12 años desde que Bolivia se declaró Estado Plurinacional mediante la aprobación de la Constitución Política del Estado del 2009.

El Estado Plurinacional ha sido el horizonte propuesto por una serie de demandas históricas de la población boliviana que se dieron entre los años 2000 y 2003, que surgieron ante años de haber vivido en un Estado colonial que implantó sus lógicas picmentocráticas y raciales desde la fundación de la República de Bolivia, que rechazaba y subyugaba a toda la población indígena, campesina, y de sectores populares que son la mayoría de la población boliviana.

En la actualidad continuamos con resabios fuertes de colonialidad, que han sido demostrados por grupos racistas que discriminan y rechazan todo lo que venga de lo indio, lo popular o lo campesino. Sin embargo, la Plurinacionalidad ha sido un gran avance para romper con estructuras mentales coloniales, que aún nos falta terminar de desmontar.

El Estado Plurinacional se concibió como el horizonte político que nos permitiera superar las lógicas coloniales impuestas, bajo la idea de una nación que reconociera la heterogeneidad de Bolivia, el paraguas de la plurinacionalidad nos permitiría así desarrollarnos en cada una de nuestras cosmovisiones e identidades compuestas entendiendo la complejidad de la composición social. El problema de la “nación” había sido un problema irresuelto en la historia política de Bolivia. Por esto, esta nueva forma de Estado suponía una nueva forma de gestión institucional: autonomías, economía plural y representación, pero que también tenía un alto grado de reivindicaciones históricas que planteaban un nuevo sentido común. La indianidad, lo popular, y todo lo que anteriormente había sido rechazado por un Estado colonial ahora se convertía en el horizonte de época. Replicado y discutido en diferentes espacios políticos, académicos, sociales, etc.

El 2019 con los sucesos políticos donde se instauró un gobierno de facto, se puso en el discurso político de nuevo la idea colonial de rechazo a lo indio, a lo indígena, a lo popular, tildando de “salvajes” y rechazando símbolos como la wiphala.

Entonces se vio que la Plurinacionalidad empezó como una idea muy fuerte pero que a lo largo de estos años el Estado y la sociedad boliviana aún continúan manteniendo y defendiendo principios racistas y coloniales.

En ese sentido el reto de la construcción de un Estado Plurinacional continúa latente, aún aparece como una potencialidad o proceso de construcción de institucionalidad política, de sentidos de pertenencia de conformación de lo común y de constitución de sujetos.Ésta es la parte más difícil de la construcción de un Estado, el sentido común de la población, que se entiende como plurinacional, pues para desmontar ideas coloniales tan arraigadas se necesita del cambio de muchas estructuras educativas, estatales, comunicacionales, empresariales que continúan reproduciendo viejas lógicas. Considero que esto es lo más difícil y lo que ha impedido un avance más profundo en la concepción de Estado Plurinacional, que además lleva apenas 12 años versus los más de 100 años de Estado colonial que han fijado estructuras e ideas fijas en la población.

Queda en la articulación de un bloque popular de movimientos sociales, organizaciones ciudadanas, campesinas, etc., la continuación de la construcción del Estado Plurinacional, y el reto de desmontar las estructuras coloniales continúa, porque, aunque en algunos sectores de la población se ha generado un sentido común de lo plurinacional fuerte, también reaparecen estructuras y grupos que no conciben esto y procuran volver a la lógica del Estado excluyente.

En este sentido es importante la consciencia de la sociedad sobre lo que implica un Estado Plurinacional que en un país tan complejo y diverso como Bolivia es la forma de entendernos como iguales, respetar, reconocer y construir en base a las diferentes cosmovisiones e identidades que componen a la población boliviana.



© CopyRight — Agencia Bolivia de Información 2022 ABI