Las extremas derechas en el mundo y en EEUU: lo que está en juego
Las extremas derechas en el mundo y en EEUU: lo que está en juego

Las extremas derechas en el mundo y en EEUU: lo que está en juego

Lo ocurrido la anterior semana en EEUU, ha sido una demostración de la fuerza que ha cobrado la extrema derecha en el mundo. No se trata sólo de un grupo de seguidores de Trump que actuaron descabelladamente rechazando el resultado electoral y tomando instituciones por la fuerza, se trata de una estrategia de acción de las derechas más reaccionarias en el mundo.

En la última década en las democracias de Latinoamérica, Europa e incluso en EEUU, ha habido una fuerte demanda por políticas sociales, derechos, etc que fueron correspondidas por la agenda de los partidos y gobiernos de corte progresista, de izquierda, y la social democracia en el caso europeo. De esta manera es que en varios países del mundo las fuerzas de izquierda llegaron a gobernar, en esta década se generaron varios tipos de políticas sociales principalmente dirigidas a los grupos poblacionales más vulnerables económicamente, discriminados, y sometidos por un sistema mundial desigual (capitalista patriarcal racista).

En este contexto que para el común de la gente es óptimo, por la generación de derechos, y todo lo expuesto anteriormente. Resurgen las derechas más reaccionarias justamente en respuesta a la pérdida de sus privilegios por sobre grupos menos favorecidos, de este modo vimos como llegaron al poder personajes como Bolsonaro en Brasil, Trump en EEUU, y se fortalecieron partidos de extrema derecha como VOX en Europa, con discursos racistas, discriminadores, homófobos, fundamentalismos religiosos, etc; de la misma forma en Bolivia resurgieron grupos racistas, religiosos y violentos que fueron parte del golpe de Estado como la “unión juvenil cruceñista” y la “resistencia juvenil cochala”  ligados a Camacho y Añez, se ensalzaban los discursos de fanatismos religiosos llegando incluso con la biblia en mano al palacio de gobierno y estigmatizando a los sectores populares.

Todos estos discursos discriminadores ocurren de maneras muy similares en todas partes donde resurge la extrema derecha y van acompañados del mismo accionar violento; desconocimiento de procesos democráticos, desconocimiento de resultados de elecciones donde pierden, toma de instituciones por la fuerza, grupos armados que ejercen violencia, lógicas supremacistas de actuar, etc. En algunos casos apoyados por medios de comunicación que corresponden a los mismos intereses de estos grupos.

Quizá este movimiento político corresponde a lo que varios analista políticos y estudiosos de las ciencias sociales se refieren como ciclos políticos, oleadas, o el campo gravitacional de la política; en el que siempre hay un péndulo entre la derecha y la izquierda que persigue precisamente el movimiento del péndulo que mientras más al extremo se vaya retorna con mayor fuerza al otro lado. Sin embargo más allá de las teorías del análisis político lo verdaderamente peligroso del retorno y fortalecimiento de estos grupos de extrema derecha es que vienen acompañados de una agenda de antiderechos, discriminación y violencia.

El año pasado hubo en EEUU un gran movimiento en reivindicación por toda la gente asesinada por la discriminación racial denominada Black Lifes Mather, probablemente esto hizo que los grupos racistas conservadores que apoyan a Trump se hayan fortalecido en su antagonismo a este movimiento y haya decidido mostrar su fuerza, desconociendo los resultados de las elecciones y ejerciendo violencia. Lo que nos muestra claramente que más allá de este péndulo político, se pone en juego todas las políticas sociales en las que se hayan avanzado en este tiempo, un retroceso hacia fundamentalismos y privilegios de clase y raza en el que los derechos de las mujeres, indígenas, y sectores empobrecidos y discriminados en diferentes sociedades se ven mellados; y con esto las democracias también se ven en peligro.

Cómo expuse anteriormente estos grupos de extrema derecha se han fortalecido a nivel mundial pese a los discursos altamente discriminadores y racistas que profesan. En este caso Estados y sociedades que hemos avanzado en una lógica de reivindicaciones sociales están frente al reto de buscar las formas democráticas y fortalecer los consensos sociales para que más allá del ciclo político, las sociedades puedan contar con la progresividad de los derechos y las políticas sociales concretadas.   



© CopyRight — Agencia Bolivia de Información 2022 ABI