Foto: Ministerio de Trabajo
Más de 2.000 ha de tierra fueron revertidas en hacienda cruceña donde sometían a guaraníes a la servidumbre

Más de 2.000 ha de tierra fueron revertidas en hacienda cruceña donde sometían a guaraníes a la servidumbre

La Paz, 09 de diciembre de 2022 (ABI).- Más de 2.000 hectáreas de tierra de la hacienda La Tunita, en el municipio Gutiérrez del departamento de Santa Cruz, fueron revertidas al Estado porque no cumplían con la Función Económica Social y en ellas se sometía a trabajadores guaraníes a la servidumbre, informó este viernes el Ministerio de Trabajo.

La cartera de Estado detectó que en la hacienda trabajadores guaraníes fueron sometidos a servidumbre y semiesclavitud durante décadas.

De acuerdo al informe oficial, los ministerios de Trabajo, de Desarrollo Rural y de Justicia, junto al Instituto Nacional de Reforma Agraria (INRA), llevaron adelante el proceso de reversión y el jueves se emitió la Resolución Administrativa de Reversión del predio La Tunita.

La señora Mary Chamón viuda de Abella fue notificada en calidad de propietaria.

Según la resolución, se revierte la totalidad de 2.323 hectáreas con 7.587 metros cuadrados correspondientes al predio denominado La Tunita, ubicado en el territorio de la Autonomía Indígena Guaraní Kereimba Iyaambae.

La decisión se asume “al haberse evidenciado el incumplimiento de la Función Económica Social y la existencia de sistemas servidumbrales, incumplimiento de las normas laborales y sociales, violación a los derechos fundamentales y familias cautivas al interior del predio”, señala la Resolución.

A la vez, las 16 familias guaraníes, que actualmente viven cautivas en esa hacienda, manifestaron su esperanza de que estas tierras pasen a ser de su propiedad para trabajarlas.

De las normas vigentes, la resolución de reversión de estas tierras puede ser impugnada ante el Tribunal Agroambiental en el plazo de 30 días a partir de la notificación correspondiente.

El jefe de derechos Fundamentales (UDF) del Ministerio de Trabajo, Gabriel Carranza recordó que en 2014 ese despacho inspeccionó y evidenció la vulneración de los derechos laborales de los trabajadores, explotación y servidumbre.

La propietaria de entonces fue citada y se inició una demanda por vulneración de derechos laborales.

Ese año se interpuso una demanda ante el Juzgado Laboral de Camiri, que determinó el pago de beneficios sociales por más de medio millón de bolivianos.

La empleadora se comprometió, en septiembre de ese año, a cancelar la suma de Bs 578.892 a los trabajadores.

Posteriormente, en 2015, el Ministerio de Trabajo solicitó al INRA que verifique si en la hacienda La Tunita se cumplía la función económica social y presentó una demanda por relaciones de servidumbre para que esas tierras sean revertidas en favor de los trabajadores guaraníes, relató Carranza.

En septiembre de este año, el Ministerio de Trabajo, junto al INRA y los despachos de Desarrollo Rural y de Justicia, se efectuó una audiencia de levantamiento de pruebas en la hacienda para el proceso de reversión, así como la verificación de la función económica social.

Se notificó a los supuestos herederos de estas tierras, la Federación de Ganaderos de Santa Cruz (Fegasacruz) y autoridades guaraníes. Como resultado del proceso y de la audiencia fueron revertidos los predios, según información oficial.


© CopyRight — Agencia Boliviana de Información 2024 ABI