Foto: archivo ABI
Bolivia “sobresale” con un modelo económico propio y en medio de un contexto externo adverso

Bolivia “sobresale” con un modelo económico propio y en medio de un contexto externo adverso

La Paz, 26 de marzo de 2023 (ABI). - El Modelo Económico Social Comunitario Productivo (MESCP) hace que Bolivia “sobresalga” con crecimiento económico, baja inflación, reducción del déficit fiscal y descenso de la pobreza y el desempleo, pese a un contexto internacional adverso y tras la crisis provocada por la pandemia el Covid-19.

En entrevista con la red de medios estatales, el viceministro de Presupuesto y Contabilidad Fiscal, Zenón Mamani, destacó las fortalezas del modelo económico puesto en marcha desde 2006 y del que es artífice el presidente Luis Arce.

“Frente a este contexto internacional por la guerra entre Rusia y Ucrania y la pandemia del Covid – 19 (…), Bolivia ha sabido sobresalir con el Modelo Económico Social Comunitario Productivo”, afirmó.

Según la autoridad, la pandemia del Covid-19 y el conflicto bélico en Europa afectaron a la economía mundial, aunque los más golpeados son los sectores de alimentos y combustibles con el incremento de precios.

Sin embargo, gracias al MESCP los precios de los alimentos y combustibles se mantienen estables, prueba de ello es que en 2022 el país cerró con una tasa de inflación de 3,1%.

Asimismo, en el primer bimestre del presente año el país logró una inflación acumulada negativa del 0,11%, con lo que ratifica que mantiene su estabilidad económica.

Además, el déficit fiscal se redujo el año pasado a 7,2% del Producto Interno Bruto (PIB), respecto a la gestión 2020, cuando este indicador estaba en 12,7%.

Otro de los resultados importantes del MESCP es que la tasa de desempleo disminuyó de 11,6%, en julio de 2020, a 4,5%, en diciembre de 2022.

“Son resultados muy importantes, eso significa que más de 1,2 millones de personas han encontrado una fuente laboral en la economía, en distintos sectores”, aseguró.

En tanto, la pobreza moderada disminuyó de 39% en 2020 a 36,4% en 2021, mientras que la pobreza extrema cayó de 13,7% a 11,1% durante el mismo período.

“Esos son resultados del Modelo Económico Social Comunitario Productivo, producto de todas las medidas económicas por el lado de la oferta y por el dado de la demanda interna que hemos aplicado”, afirmó Mamani.

Según la autoridad, el MESCP tiene como fortalezas “el aprovechamiento de los recursos naturales, el fortalecimiento de la demanda interna, la redistribución de los ingresos a la población, la inversión pública y la industrialización con sustitución de importaciones”.

De ese modo, el Gobierno nacional presupuestó $us 4.006 millones para más de 6.298 proyectos de inversión pública en este 2023. De este monto, el 24% es para infraestructura, 26% para el área social, alrededor del 9% para lo multisectorial y el resto para el sector productivo.

“El 42 por ciento de lo presupuestado está destinada a fortalecer el aparato productivo con sustitución de importaciones e industrialización, lo que permitirá dinamizar la economía nacional”, remarcó.

Esta política dinamiza la economía y genera ingresos, que son redistribuidos a la población mediante políticas sociales como los bonos Juancito Pinto, Juana Azurduy, la renta Dignidad y las subvenciones a algunos alimentos y combustibles.

2006

Según los datos oficiales, el Modelo Económico Social Comunitario Productivo está en vigencia desde 2006 y fue refrendado n la Carta Magna.

El MESCP fue aplicado desde el 2006 hasta 2019, en una primera etapa, porque el gobierno de facto de Jeanine Añez lo reemplazo por el modelo neoliberal de mercado con resultados negativos en la economía.

Sin embargo, con la llegada al Gobierno del presidente Luis Arce, en noviembre de 2020, este Modelo Económico Social fue reactivado y permitió la reconstrucción económica con una tasa de crecimiento del PIB del 6,1% en 2021 y de 4,3% al tercer trimestre de 2022.

mb/CC


© CopyRight — Agencia Boliviana de Información 2024 ABI