Maíz amarillo duro para la producción pecuaria. Foto: Emapa.
Movimiento Agroecológico Boliviano propone penalizar el uso de semillas transgénicas

Movimiento Agroecológico Boliviano propone penalizar el uso de semillas transgénicas

La Paz, 13 de mayo de 2022 (ABI).- El Movimiento Agroecológico Boliviano (MAB) propone fiscalizar y penalizar el uso de semillas transgénicas u organismos modificados genéticamente (OMG) porque provocarían daños a la salud humana y a la biodiversidad.

“Frente al avance del uso de los Organismos Genéticamente Modificados, proponemos cumplir el ordenamiento legal vigente, así como fiscalizar y penalizar el uso de las semillas OGMs, frenar la embestida del agronegocio y el contrabando de semillas de maíz OGM”, se lee en un pronunciamiento de esa organización.

El MAB planteó realizar una fiscalización conjunta encabezada por el Instituto Nacional de Innovación Agropecuaria y Forestal (Iniaf) y el Ministerio de Medioambiente y Agua a los sembradíos de maíz en el país.

“En caso de que se necesite importar maíz para alimentación animal, (también se propone) promover una reglamentación que obligue la importación de maíz molido o quebrado, ya que el maíz entero puede ser posteriormente utilizado como semilla para la siembra en el campo y esa es una de las estrategias utilizadas para la inserción de maíces transgénicos al territorio nacional”, indica.

“Los transgénicos matan a la biodiversidad”

En una entrevista con la ABI, la ingeniera agrónoma y miembro del Movimiento Agroecológico Boliviano, Lourdes Vargas, indicó que esa organización se encuentra preocupada respecto al planteamiento de la Asociación de Productores de Oleaginosas y Trigo (Anapo) de introducir al país eventos de maíz genéticamente mejorados.

“En la Ley 144 de Revolución Productiva Comunitaria Agropecuaria se dice que no se podría introducir productos transgénicos (…), no podemos introducir el tema de transgénicos porque sabemos que es muy complicado”, dijo.
Recordó que el maíz es un grano estratégico para la alimentación y Bolivia es el país de origen de ese grano, considerando que cuenta con diferentes variedades en los campos de cultivo de Santa Cruz, Cochabamba, Tarija.

En esa línea, señaló que en países como Argentina se conoció el incremento de casos de cáncer, diabetes entre otras enfermedades a causa del consumo de alimentos, como el maíz, producidos con transgénicos y agroquímicos.

“Entonces son varias implicancias, no sólo es a la salud como decimos, sino también a la salud del medio ambiente, a la salud del suelo con los transgénicos y este tipo de agroquímicos que se utilizan se mata a la biodiversidad”, señaló. 

En ese contexto, el MAB, como parte de la sociedad civil, el año pasado también propuso tener un “observatorio de sistemas alimentarios” mediante el cual se alerte el uso de eventos transgénicos en el país, señaló.

Lamentó que los grandes productores y empresarios, principalmente de Santa Cruz, pretendan aprovechar la coyuntura mundial en el tema de alimentos, para que en Bolivia se apruebe el uso de los transgénicos.

“Lo que ellos quieren es que ingresen los transgénicos con todos sus paquetes (hay) intereses empresariales de afuera, multinacionales, que quieren seguir ganando a costa de la alimentación de la salud de la población”, cuestionó.

MC/VC



© CopyRight — Agencia Bolivia de Información 2022 ABI