El Cebaf, destruido el pasado viernes, se ubica en la localidad puneña de Desaguadero. Foto Andina
Vehículos de carga bolivianos estuvieron en peligro durante el incendio del Centro Binacional de Atención Fronteriza

Vehículos de carga bolivianos estuvieron en peligro durante el incendio del Centro Binacional de Atención Fronteriza

El Alto, 24 de diciembre de 2022 (ABI). –Más de 600 vehículos bolivianos estuvieron en gran peligro durante el violento incendio del peruano Centro Binacional de Atención Fronteriza (Cebaf), ubicado en el límite con Bolivia, denunció este martes el máximo ejecutivo del transporte internacional, Pedro Quispe.

El Cebaf, destruido el pasado viernes,  se ubica en la localidad puneña de Desaguadero. Su función es la de realizar el control de quienes ingresan o salen del territorio peruano rumbo a Bolivia.

“En las protestas que derivaron en la quema de la infraestructura migratoria había más de 600 de nuestros transportes detenidos con hoy 19 días y estuvieron a punto de ser atacados”, declaró el dirigente a la cadena RTP.

De acuerdo con Quispe, la suspensión del trabajo del Cebaf Desaguadero perjudica el comercio bilateral con Bolivia y atenta contra la economía de miles de familias de transportistas bolivianos.

La agencia de noticias Andina del Estado peruano señaló que el incendio de las instalaciones migratorias ocurrió en el contexto de las protestas contra el gobierno de Dina Boluarte que se desarrollan en Puno y otros puntos del país.

De acuerdo con el viceministro de Transporte, Wilfredo Gutiérrez, al menos 800 transportistas de carga internacional y sus camiones se encuentran parados en todo el territorio peruano.

Los conductores y ayudantes se quedaron sin provisiones, además son víctimas de amenazas por parte de los bloqueadores peruanos, precisó el viceministro.

“Lo que nos preocupa es que toman represalias y acciones (contra los connacionales), quemaron instalaciones de control en Perú y amenazaron que, si los bolivianos siguen insistiendo para pasar a Bolivia, tomarían represalias y quemarían los vehículos”, denunció Gutiérrez.

El Gobierno boliviano no puede gestionar la salida de los camiones hacia su destino con su par peruano, toda vez que son las organizaciones sociales las que protagonizan los bloqueos.

“No se puede hacer un trato de autoridad a autoridad, porque son civiles (los bloqueadores) son gente de los movimientos sociales y hay una terquedad tremenda”, explicó.

 

Rdc/Mac


© CopyRight — Agencia Boliviana de Información 2023 ABI