Planta de la estatal Cartonbol, en Oruro. Foto: MDPyEP.
Empresas estatales generan empleo y divisas para proyectos del Estado boliviano, destaca experto

Empresas estatales generan empleo y divisas para proyectos del Estado boliviano, destaca experto

La Paz, 22 de junio de 2022 (ABI). - El analista económico Martín Moreira destacó que las empresas públicas generan empleos y divisas para los diferentes proyectos sociales y emprendimientos que encara el Estado boliviano, como por ejemplo los bonos Juancito Pinto y Juana Azurduy.

“Las empresas públicas generan empleo y divisas para los diferentes proyectos (y) emprendimientos que hace el Estado, en el tema de subsidios, de cuestiones sociales”, dijo el experto este miércoles en una entrevista con la ABI.

Resaltó que Yacimientos Petrolíferos Fiscales Bolivianos (YPFB), la Empresa Nacional de Telecomunicaciones (Entel) y otras compañías públicas generan fuentes de empleo directos e indirectos, que provocan mayor movimiento económico en el país.

“Las empresas sociales, las empresas estratégicas, como las llama el Estado boliviano, tienen una función primordial que es la de crear y sostener un aparato productivo y generar empleo”, enfatizó.

Remarcó que las firmas públicas permiten pagar los bonos Juancito Pinto, Juana Azurduy y la Renta Dignidad, el primero para estudiantes de unidades educativas fiscales y de convenio, el segundo para madres en estado de gestación y el tercero para personas mayores de 60 años.

“Gracias a estos subsidios se está reinyectando dinero a la economía”, sostuvo Moreira.

El analista destacó otros proyectos que encara el Estado boliviano, como la Planta Siderúrgica del Mutún, en la localidad de Puerto Suárez del departamento de Santa Cruz, cuya construcción demanda una inversión millonaria y recursos humanos; es decir, fuentes de empleo.

Reportan millonarias utilidades  

El 13 de mayo, el ministro de Economía, Marcelo Montenegro, informó que en 2021 las empresas públicas generaron una utilidad neta de Bs 2.873 millones; respecto a 2020, cuando, durante la administración de Jeanine Áñez, registraron pérdidas de al menos Bs 757 millones.

“Durante la interrupción democrática proscribieron la actividad de las empresas públicas, con un sesgo para el funcionamiento y apoyo al empresariado privado. El año 2021 esta situación se revirtió y nuevamente las empresas empezaron a generar utilidades, con márgenes operativos positivos”, aclaró el ministro, en esa oportunidad.

MC/MC



© CopyRight — Agencia Bolivia de Información 2022 ABI