El gobernador Fernando Camacho en el acto por los 212 alos del grito libertario de Santa Cruz. Foto: Gobernación de Santa Cruz
ANUARIO 2022: Ineficiencia administrativa, nepotismo y denuncias de corrupción marcan gestión de Fernando Camacho

ANUARIO 2022: Ineficiencia administrativa, nepotismo y denuncias de corrupción marcan gestión de Fernando Camacho

 La Paz, 19 de diciembre de 2022 (ABI- ANUARIO). -  Ni en el aniversario de Santa Cruz hubo grandes anuncios o entrega de obras propias de su gestión. El gobernador Fernando Camacho cierra un año marcado por hechos de corrupción, denuncias de clanes familiares y con una de las inversiones públicas más bajas en comparación con el resto de las ocho gobernaciones de Bolivia.

El excívico y parte de la élite cruceña, lleva al menos 19 meses al frente de la administración del gobierno departamental, una de los más grandes de Bolivia. Hasta el momento no hubo anuncios de grandes obras para el departamento y en su prueba de fuego en gestión, el aniversario del 24 de septiembre, se limitó a entregar obras heredadas.

Cuenta en su estructura administrativa con cinco secretarías. En el portal digital de la Gobernación no se encuentran datos sobre el número del personal o el perfil del Camacho, aunque se conoce que es de profesión abogado. El exsecretario de la Gobernación Vladimir Peña fue uno de los duros críticos a la gestión.

“Es un gobernador inútil, es un gobernador incapaz, que no entiende de gestión pública, que no tiene empatía con la gente que más sufre”, afirmó Peña en septiembre cuando desde el Gobierno se reveló datos de su gestión.

Peña trabajó en la gestión del exgobernador Rubén Costas y conoce el andamiaje de la cosa pública. En una encuesta del Centro Estratégico Latinoamericano de Geopolítica (Celag) el 67% calificó de negativa la imagen del excívico cruceño, mientras que el 22,6 % lo ve como un personaje positivo.

Informes oficiales daban cuenta que hasta septiembre de esta gestión alcanzó a ejecutar el 17% de inversión pública, considerada la más baja de Bolivia, contando con más de Bs 450 millones en cuentas fiscales.

El 7 de marzo de 2021, fue electo como gobernador de Santa Cruz por su agrupación Creemos, luego de perder en las elecciones presidenciales de octubre de 2020 ante Luis Arce, quien se impuso con el 55,11% de respaldo.

El gobernador Fernando Camacho y uno de los principales acusado en el caso Audio-coimas, Fernando Pacheco. Foto ABI

Para el presidente de la Comisión de Planificación Política, Económica y Finanzas de la Cámara de Diputados, Omar Yujra, el monto de dinero que tiene la gobernación cruceña en caja y bancos es una muestra de una baja ejecución presupuestaria.

“Es plata dormida en sus cuentas fiscales, y eso lo notamos porque no se entregan obras de impacto para la población cruceña, y estamos viendo que la mayor parte de la ejecución que tiene la Gobernación es simplemente en gasto corriente, es decir, en sueldos, salarios, gastos administrativos, y no así en proyectos de inversión”, alertó el legislador.

Irregularidades y corrupción

Hechos de corrupción, denuncia de acoso sexual, ítems fantasmas, vulneración de la ley al designar en su lugar a un secretario, y extorsión y favorecimiento de contratos por parte de uno de sus hombres de confianza estuvieron en la agenda mediática.

Fernando Pacheco, exsecretario de Salud de la Gobernación y hombre de confianza del excívico, fue involucrado en cobros que van desde los Bs 50.000 hasta los Bs 300.000, luego de filtrarse un audio de sus conversaciones con sus víctimas.

En otro hecho vinculado a corrupción, los legisladores de Creemos José Carlos Gutiérrez, Carlos Arrien y Haidy Muñoz fueron involucrados en el bullado caso Ítems fantasma que tiene a la exalcaldesa Angélica Sosa en la cárcel.

Otra denuncia está relacionada con la compra de un carro bombero que hasta el momento permanece en Aduana. Fue el diputado del MAS Rolando Cuéllar el que denunció que ese vehículo se compró en Bs 1,7 millones, pero hasta el momento no presta servicios.

En marzo, designó a uno de sus secretarios como gobernador interino, desconociendo que ese cargo, por mandato legal, debe ser ocupado por el Vicegobernador, en este caso Mario Aguilera. El decreto fue publicado en la Gaceta, pero minutos después la bajaron de la página antes una ola de cuestionamientos.

Nepotismo

El bullado caso se destapó en febrero y estuvo involucrado el diputado de Creemos Erwin Bazán, quien estuvo trabajando en el pasado inmediato para la Iglesia Católica. Sin mayores problemas, el legislador defendió el derecho de sus parientes a trabajar en la Gobernación administrada por su jefe.

“Formaron parte de la campaña para Fernando Camacho Presidente y luego para Luis Fernando Camacho Gobernador, así que siendo parte del movimiento y del equipo que llega a la gobernación lógicamente pasan a formar parte de la planta de trabajadores de la gobernación cumpliendo con el perfil para el cargo que desempeñan”, afirmó el legislador sobre la contratación de dos de sus hermanas.

Bazán aseguró que el hecho de ser legislador “no puede ser un obstáculo o impedimento para que personas llegadas ejerzan labores en instituciones ajenas a la Asamblea Legislativa”.

Camacho es férreo opositor del gobierno de Arce. Cerró el 2021 convocando a un paro departamental y este año no fue la excepción, antes del paro indefino por el censo 2023 convocó a dos paros de 24 horas y de 48 horas.

El paro indefinido se prolongó por 36 días y causó pérdidas económicas superiores a los $us 1.200 millones. A pesar de haber planteado censo en 2023, acabaron aceptando la decisión del gobierno de censo en 2024 con redistribución de recursos de coparticipación y datos para la resignación de escaños legislativos.

 

Cc/Mac


© CopyRight — Agencia Boliviana de Información 2023 ABI