Foto: Comunicación Presidencial
Prada: El patriarcado no va caer por sí solo, lo vamos a tumbar entre “todas y todos”

Prada: El patriarcado no va caer por sí solo, lo vamos a tumbar entre “todas y todos”

La Paz, 28 de noviembre de 2022 (ABI). - “El patriarcado no va caer por sí solo, sino lo vamos a tumbar entre todas y todos”, afirmó este lunes la ministra de la Presidencia, María Nela Prada, durante la presentación del protocolo para el tratamiento informativo de despatriarcalización a los medios de comunicación.

La ministra explicó que Bolivia avanzó en la lucha contra la despatriarcalización con la construcción del Estado Plurinacional, la Asamblea Constituyente y una constitución que recoge muchos derechos, normativas, leyes como 348 Integral para Garantizar a las Mujeres una Vida libre de Violencia, entre otras.

Sin embargo, la violencia continúa.

“Hay que transformar mentes, hay que transformar corazones y transformarnos desde nuestras raíces para acabar con el sistema más antigua de opresión y dominación”, señaló.

El protocolo para el tratamiento informativo de despatriarcalización está dirigido a quienes trabajan en los medios de comunicación, estudiantes de periodismo y ciudadanía en general.

“Qué es hablar de despatriarcalización desde lo informativo, desde el tratamiento que se da a la violencia contra las mujeres, a la violencia en contra de niñas y niños, que nos interpela a todos y todas respecto a la información, al poder que tiene los medios de comunicación y su rol en nuestra sociedad”, sostuvo Prada.

Expresó que los medios tienen una gran responsabilidad para transformar o deformar sociedades, para informar y desinformar y en última instancia para ayudar a consolidar sistemas de opresión o ayudar a desmontarlos.

El protocolo para el tratamiento informativo de despatriarcalización es una guía para abordar el tema y enfrentar los desafíos de una comunicación patriarcal, la violencia de género, estereotipos de género, el lenguaje sexista y también la información que se genera en las redes sociales.

Prada cuestionó que, en el caso de las redes sociales, las agresiones a las mujeres que ocupan espacios políticos son más ofensivas en el sentido, que, a diferencia de los varones, no se ataca a las ideas, “sino como se ve, por su vida privada, sus relaciones sentimentales y sexuales”.

También la población LGBTI (Lesbianas, Gay, Bisexual, Trans e Intersex) es víctima de violencia en el tratamiento informativo.

La ministra recordó que durante los 36 días del paro cívico en Santa Cruz convocado por el Comité Interinstitucional del Censo muchas mujeres sufrieron una “violencia machista, fascista y racista”.

“La he padecido al igual que muchas mujeres, como las mujeres de la nación ayorea que fueron chicoteadas, humilladas, agredidas, violentadas e incluso una persona señaló que debía ser expulsabas siendo que están en su territorio”, apuntó.

De estas agresiones también fueron víctimas las mujeres gremiales, que hacen el 80% del sector por buscar su derecho al trabajo y a la alimentación.

Así también las mujeres campesinas, como la ejecutiva de la Federación Bartolina Sisa, Felipa Yaly Montenegro, que sufrió agresiones, amenazas y otros tipos de violencia.

“Los medios juegan un papel fundamental sea para echar más gasolina o agua al conflicto, para incendiar o convertirse en factores de pacificación”, reflexionó la autoridad.

Agrupadas en la Alianza de Organizaciones Sociales de Mujeres por la Revolución Democrática Cultural y la Unidad, diversas organizaciones sociales de mujeres e instituciones que abogan por los derechos de las mujeres, protagonizaron el viernes pasado una masiva movilización pidió un cese a la “violencia machista y fascista”, particularmente denunciando las agresiones que sufrieron muchas féminas durante el paro cruceño.

La ministra aseveró que sin dudas hay fracturas en el tejido social y quedan heridas en la mente y el corazón de las personas, por lo que hay un trabajo hacer y los medios juegan un rol fundamental, dijo Prada.

La autoridad de Estado señaló que cada día se conoce de agresiones en contra de las mujeres, de un feminicidio, una niña violentada, una mujer acosada en sus casas, en las calles en los lugares de trabajo y que todas las mujeres alguna vez sufrieron un tipo de violencia.

Bolivia declaró este 2022 como el Año de la Revolución Cultural para la Despatriarcalización a fin de establecer actividades dedicadas a luchar contra la persistente violencia doméstica y principalmente contra los feminicidios que desde 2015 superan el centenar de casos anuales.

El Gobierno, además, de luchar contra la despatriarcalización busca atacar sus causas y raíces.

Por eso, se aborda los derechos y se lucha por una vida libre, y se busca la transformación de un sistema para una libre de toda forma de opresión.

“Que no existan oprimidos y ni oprimidas y también esté articulada a una lucha anticapitalista”.


© CopyRight — Agencia Boliviana de Información 2023 ABI