El Museo de la Nacionalización de los Hidrocarburos. Foto: Jorge Mamani
YPFB ofrece un recorrido audiovisual y tecnológico por la historia de la nacionalización

YPFB ofrece un recorrido audiovisual y tecnológico por la historia de la nacionalización

La Paz, 8 de mayo de 2022 (ABI).- Gráficas, videos, audios y reportes periodísticos son parte de la muestra audiovisual y tecnológica que ofrece Yacimientos Petrolíferos Fiscales Bolivianos (YPFB) en el “Museo de la Nacionalización de los Hidrocarburos”, en El Alto, espacio que rememora las grandes luchas sociales del pueblo boliviano por la soberanía de los recursos naturales.

La galería, ubicada en la avenida Juan Pablo II, a pocos pasos de la Cruz Papal, muestra, de forma dinámica y secuencial, la historia de la recuperación e industrialización de los hidrocarburos, desde la primera nacionalización de 1937 a la fecha.

Para este propósito el museo cuenta con siete ambientes y en cada uno se exponen los diferentes hechos históricos, acontecimientos, personajes e hitos que marcaron los tres procesos de nacionalización que vivió Bolivia a lo largo de su historia.

“En la primera sala, se resume las nacionalizaciones de 1937, 1969 y 2006 a través de fotos y videos históricos; la segunda, hace referencia a la Guerra del Gas de 2003; la tercera, se enfoca en mostrar el proceso de la nacionalización en 2006; la cuarta, trata los resultados de la nacionalización; la quinta, enfoca el proceso de la industrialización; la sexta, rememora el tiempo oscuro que vivió Bolivia durante el golpe de Estado de 2019; y la séptima sala trata sobre la reactivación hidrocarburífera encarada por el actual gobierno del presidente Luis Arce”, mencionó Marcelo Quiroga, responsable del museo de YPFB.

A estas salas, se suma una octava, un área de esparcimiento, donde el visitante puede disfrutar de un refrigerio, tomarse fotos y generar Tik Toks, en especial los estudiantes.

En cada uno de los espacios se encuentra información documental de momentos claves que dieron como resultado que, en 2006, se cambien las reglas del juego en los contratos con empresas petroleras y el Estado boliviano se quede con el 82% de regalías e impuestos, lo que cambió el paisaje económico y consolidó a YPFB como la empresa más grande del país.

Tecnología VR-360

En la sala de industrialización, se exhiben los procesos de la puesta en marcha de la Planta de Amoniaco y Urea (PAU) de Bulo Bulo, Cochabamba, a través de la tecnología VR-360, dispositivo que lleva al visitante a los predios de la factoría de manera virtual.

“Son visitas virtuales que hacemos a la Planta de Amoniaco y Urea, para este fin contamos con la tecnología de los VR-360 que nos permite mostrar a la población de qué manera estamos industrializando los hidrocarburos”, expresó el responsable del museo.

A experiencia de los visitantes, se puede observar toda la etapa de construcción y montaje de la planta, además del proceso de producción de la urea.

“Esta es la sala más llamativa y tecnológica del museo, aquí llevamos al visitante a la planta de urea de manera virtual. Vemos que esta es la mejor manera de dar a conocer a las nuevas generaciones, especialmente, sobre los procesos de la nacionalización y la industrialización de los hidrocarburos”, acotó Quiroga.

Un museo por la lucha alteña

La idea de montar esta galería en la ciudad de El Alto nace a raíz de los procesos históricos y de lucha que se gestaron en la urbe, como la Guerra del Gas en 2003, que llevaron a YPFB a ser actor protagónico en la nacionalización de los hidrocarburos en 2006.

“El Alto fue el epicentro de la Guerra del Gas, entonces correspondía hacer un justo homenaje a esa gente que ha luchado en defensa de nuestros recursos naturales. Además, queremos compartir los hitos alcanzados desde la última nacionalización, como los resultados de la industrialización y proyecciones que se tienen a futuro”, dijo el responsable del museo.

Explicó que para montar la sala, todas las dependencias de YPFB trabajaron arduamente, ya sea en logística como en el recopilando información. Los medios de comunicación también fueron un elemento importante para proporcionar videos y artículos de prensa.

“También se contactó de forma directa con gente que participó de estos procesos, principalmente en la Guerra del Gas. Se ha ido recopilando todo el material necesario para contar la historia de las nacionalizaciones de manera correcta a las nuevas generaciones”, aseveró.

Acompañado de las organizaciones sociales, autoridades nacionales, trabajadores petroleros y juntas vecinales, el presidente del Estado, Luis Arce Catacora, inauguró el jueves 5 de mayo el Museo de la Nacionalización de los Hidrocarburos.

Este museo va dirigido principalmente a estudiantes de secundaria, universitarios, instituciones públicas y privadas, y población en general.

No tiene fines de lucro, sino de estudio y educación; tiene una capacidad para recibir a 200 personas al día, divididas en dos grupos, 100 en la mañana y 100 en la tarde; cuenta con cuatro guías y un anfitrión.

Además, YPFB brinda transporte de ida y vuelta al museo previa coordinación de visita al celular 72507250, así como un refrigerio al finalizar el recorrido. La atención es de 08.00 a 18.00 (ingreso gratuito).



© CopyRight — Agencia Bolivia de Información 2022 ABI